Los juegos de mesa: El juego de la tecnología

Prólogo

Que aburrido es darse una vuelta en autobús hoy día. Si en algo se ha notado la influencia de la tecnología en el mundo es en los viajes en autobús. Antes cuando estabas sentado, durante el transcurso entre parada y parada con la mirada podías conseguir entablar una conversación con un desconocido. Prácticamente, te contaba su vida. Incluso flirtear con un chico o una chica, siempre que no llevara gafas de sol, claro. Ahora todos miran su móvil chateando por WhatsApp, consultando Twitter o simplemente viendo vídeos en YouTube. Una verdadera lástima.

Tecnología Virus

Los juegos de mesa llevan incluyendo tecnología en sus títulos desde principios de los 90. A mi memoria vienen imágenes del Gatekeeper provenientes de la cinta de VHS incluida en Atmosfear o la inteligencia artificial del fabuloso Virus Omega. Cuantas horas he gastado delante de la pantalla del televisor coleccionando llaves o visitando las habitaciones para encontrar disruptores, negatrones y decodificadores. En serio, como me gustaba aquello.

“¡Ayúdame, ayúdame, …estúpido!” Inteligencia Artificial del Virus Omega

“¡Eh tú, si tu gusano inmundo contéstame!, … ¡Si mi Gatekeeper!” Atmosfear

En la actualidad…

Pero por más que pudiera disfrutar, hoy soy más exigente. Aprecio el valor de lo que pago por cada título. Y aunque hay algunas cosas que me gustan de la influencia tecnológica en un juego, creo que a veces desvirtúan la esencia del mismo. Acaban estropeándolo.

Tecnología Atmosfear

A pesar de todo me gustaría hacer algunas diferencias al respecto.Tecnología Descent

En lo bueno

La tecnología como elemento complementario, si se hace bien, es todo un acierto. En muchos casos está enfocado a facilitar aspectos engorrosos del juego. Expandir la diversión a nuevas cotas. Darle una nueva frescura y dotandole de rejugabilidad. Ejemplos de esto puede ser la app del Descent: Viaje a las Tinieblas. Permite jugar en solitario, cosa que es muy importante para que tenga un mayor aprovechamiento. Elimina de manera opcional la figura del Señor Oscuro. Otro ejemplo podría ser la app de Cartas de Encrucijada del Dead of Winter. Aunque no esté traducida al castellano, es una buena idea para agilizar las partidas. Sobre todo para mejorar la lectura y toma de decisiones sobre la misma.

En lo malo

Siempre he creído que la deTecnología Mansionespendencia absoluta es algo malo. Conservar cierta independencia es algo positivo y en los juegos no es diferente. El caso más sonado recientemente es el de la segunda edición de las Mansiones de la Locura. Esto ha levantado muchas ampollas entre los aficionados. La nueva versión incluye una app que elimina al Señor Oscuro (Overlord) para poder ser jugado por un solo jugador. Así convertirlo en una experiencia 100% cooperativa. La imposibilidad de funcionar sin la aplicación es lo que hace de esta asociación una mala alternativa.

Si algo nos ha enseñado el tiempo es que la tecnología tiene fecha de caducidad. Avanza muy rápido. ¿Qué pasara cuando la aplicación se quede obsoleta? Es algo sobre lo que reflexionar. Yo no sé a vosotros pero a mí no me gustan los pisapapeles de 90€.

Me lo llevo encima

La portabilidad de un juego hacia el mundo digital es algo que se ha contemplado en los últimos dos o tres años. Son pocos los títulos que han pasado a pertenecer al lenguaje del código binario. Esto está empezando a ser una realidad gracias a dos elementos fundamentales en cualquier hogar del mundo: el ordenador personal y el teléfono móvil. Gracias a simuladores (Tabletop Simulator) y aplicaciones, los juegos están empezando a conectar a gente más allá de la mesa del salón. Eso es sin lugar a dudas un avance incuestionable y, a mi entender, positivo. Poco a poco este mundo tenderá hacia esa dirección siempre teniendo en cuenta una cosa: Nunca un teclado, un ratón y una pantalla podrán sustituir la sensación enriquecedora que supone reunir a un grupo de personas alrededor de un tablero.

Epílogo

Aceptemos el hecho de que, desde la invención de la rueda, nuestro mundo está sujeto a cambios tecnológicos casi a diario. A veces resulta difícil asimilarlo a la velocidad a la que se producen, es por eso que solemos agarrarnos a las cosas en las que nos sentimos seguros. Durante mucho tiempo pensamos que esto nunca llegaría a los juegos de mesa y por suerte o por desgracia ha pasado. ¿Será esto positivo o por el contrario se acerca el fin del mundo lúdico tal y como lo conocemos?, ¿qué opinas?

“Una máquina puede hacer el trabajo de cincuenta personas ordinarias. Ninguna máquina puede hacer el trabajo de una persona extraordinaria”. Elbert Hubbard.

Halconmaltes

Nací escuchando a Mecano, jugué al Imperio Cobra, me peleé con mi Amiga 500, salí llorando del cine al ver a E.T. y aluciné con las bromas del Joker. Me ilusiona desprecintar un juego, oler las páginas recién impresas de un cómic, comerme la mitad del paquete de palomitas con los trailers, cantar en "espanglish" o convertirme en el protagonista de una aventura gráfica. Si tus gustos se parecen a los nuestros has venido al lugar adecuado, toma asiento y disfruta porque ya estas en casa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: