Chupacabra: Sobrevive a la noche, Survivre a la nuit

Prólogo

“En marzo de 1995 en un pequeño pueblo puertorriqueño llamado Canóvanas se produjo la muerte de alrededor de 150 animales domésticos. Se dice que fueron encontrados completamente desangrados y, en ciertos casos, habían perdido algunos órganos. La única coincidencia durante las autopsias fueron unas extrañas marcas en diferentes partes del cuerpo con forma de agujeros. Teniendo en cuenta su disposición, formaban un triángulo perfecto. Madelyne Tolentino, testigo presencial de los acontecimientos, declaró haber visto a la criatura protagonista de estos ataques. En sus declaraciones la describe como una raza extraña de perro salvaje. Un perro carente de pelo, con una columna vertebral pronunciada, de cuencas oculares profundas, colmillos y garras.

Los ataques se extendieron. Comenzaron a surgir informes en otros países sobre muertes de animales en circunstancias similares a las acontecidas en Canóvanas.

El comediante y empresario Silverio Pérez, acuño un término por el que sería conocida la criatura …

…la llamo…

Chupacabra.”

Me gustaría que conocierais un poco mis gustos lúdicos. Soy un acérrimo defensor de los juegos de dados. Son los que más me gustan y en parte a los que más tiempo les dedico. Cuando cualquier caja contiene una bolsa llena de dados, me convierto en un niño invadido por la ilusión al abrir un juguete nuevo.

Abrimos la caja

Cuando vi la caja del Chupacabra me di cuenta de que tenía un inserto de plástico.¿Sabéis lo que eso significa?. Antes de comprarlo pude ver los dados en todo su esplendor, incluso estando precintado. No solo eso, brillaban, los dados brillaban en la oscuridad. ¿Es que acaso se puede pedir más?. No me pude resistir y solo por eso me lo llevé a mi casa, y la verdad es que tuve la suerte de no tener que esperar mucho para probarlo.Dados del juego Chupacabra

La primera impresión al abrir la caja fue muy positiva. La cuna que “abrazaba” el contenido tenía una textura aterciopelada. Son 24 dados lo cual ya de por si es una sensación alentadora para mí. Pero es que las reglas venían en dos idiomas (español y  francés). El papel es de 300 gramos laminado en mate y con un diseño excelente. Por no hablar de un pequeño flayer con las normas esenciales para usar “in game”. Por último un marcador de plástico rígido, negro y redondo con el nombre del juego en un ligero y elegante relieve rojo. Supongo que para indicar quién es el jugador inicial. Sin duda derrochaba calidad.

Chupacabra en mesa

Jugué las primeras partidas y la verdad es que me dejaron un buen sabor de boca, sencillo, rápido y fácil de aprender hasta para los más pequeños de la casa, pero evidentemente los defectos empezaron a hacerse visibles. La mayoría de las veces, si alguien ganaba la primera ronda terminaba ganado la partida y la verdad es que poco se podía hacer porque la suerte de los dados es lo que tiene, no permite estrategias de ningún tipo y eso que jugábamos cuatro, seguro que si hubiéramos sido menos, no funcionaría y ni siquiera sería entretenido. Si a eso le añadimos el factor eliminatorio, uno o dos siempre se quedan mirando como los dados cambian de mano una y otra vez.

Siendo sincero este juego se ha pasado mucho tiempo en mi estantería criando polvo y no pretendo mentiros, ha sido sustituido por otros parecidos que han satisfecho con creces mis necesidades. Sin embargo, hace muy poco alguien pronunció las palabras mágicas “¿jugamos una?”. Lo saque con ilusión de su exilio para darme cuenta de que el juego era tal y como lo recordaba, pero con un añadido, la tinta reflectante de los dados se estaba deteriorando.

Epílogo

Soy un acérrimo defensor de los juegos de dados. Son los que más me gustan. Y, ahora que estoy terminando de escribir este artículo con algunos en la mano, no puedo dejar de sentirme un poco triste.


Caja del juego ChupacabraChupacabra: Sobrevive a la noche

  • Edad: 8+
  • Jugadores: de 2 a 4
  • Duración: de 5 a 15 minutos aprox.
  • Editorial: Edge Entertainment
  • Tabletop Simulator: Workshop de Halconmaltes

 

Halconmaltes

Nací escuchando a Mecano, jugué al Imperio Cobra, me peleé con mi Amiga 500, salí llorando del cine al ver a E.T. y aluciné con las bromas del Joker. Me ilusiona desprecintar un juego, oler las páginas recién impresas de un cómic, comerme la mitad del paquete de palomitas con los trailers, cantar en “espanglish” o convertirme en el protagonista de una aventura gráfica. Si tus gustos se parecen a los nuestros has venido al lugar adecuado, toma asiento y disfruta porque ya estas en casa.

2 comentarios sobre “Chupacabra: Sobrevive a la noche, Survivre a la nuit

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: